viernes, 26 de octubre de 2012

230 años de la Revolución de los Comuneros y José Antonio Galán

. MOVIMIENTO COMUNERO SOCIALISTA BOLIVARIANO
MSB Colombia
Dirección General
Comunicado de Prensa
Jueves 17 de Marzo de 2011
Día 26 Mes VI Año 99 Nueva Era 
230 años de la Revolución de los Comuneros y José Antonio Galán  

El MSBColombia continúa con la campaña de todos los miércoles en la Plaza la Victoria de la Ciudad de Cúcuta. La Cátedra Abierta de ayer 16 de marzo trató sobre los 230 años del inicio de la Revolución de los Comuneros ocurrida en el hoy Departamento de Santander, municipios de Socorro, Simacota, San Gil, Pinchote, Mogotes, Chima, Oiba, Barichara, Charalá, Onzaga y Confines.

El enfrentamiento entre las oligarquías criollas del Virreinato de la Nueva Granada y el poder político de los españoles, se evidencia abiertamente en una rebelión el 16 de Marzo de 1781; los criollos se ufanaban de sus riquezas, mas no tenían acceso al poder político, dado que este derivaba de los designios de la casa de los borbones en España. Sin embargo, la Monarquía pierde autoridad en la gran base popular y los criollos buscan defender sus fortunas y privilegios  feudales. 

A comienzos de 1780 se aplican nuevas reformas fiscales y se producen las primeras manifestaciones de resistencia popular contra los nuevos tributos, hubo motines, alborotos y protestas en Mogotes, Simacota, Barichara, Charalá, Onzaga y Tunja. 

El 16 de Marzo de 1781, siendo día de mercado en el Socorro las autoridades fijaron en un edicto público los nuevos tributos denominados de Armada y Barlovento que provocó  la reacción de la humilde mujer Manuela Beltrán, quien en compañía  de exaltados pueblerinos,  arrancó el aviso y lo rompió en pedazos. Hubo asaltos, saqueos, persecución a funcionarios, insultos a los curas etc. Quedó registrado en la historia este hecho como el inicio de la desobediencia a las autoridades monárquicas, perdiéndose el respeto que los habitantes del Socorro y San Gil tenían por justicias y autoridades reales, y en adelante no habrá freno que la contenga.  

La revolución se extendió al grito de ¡Viva el Rey y abajo el mal gobierno!. Por su tamaño, se hizo necesario darle una dirección central y adoptar objetivos de lucha común. Hubo varias reuniones en las que se llegaron a acuerdos con representantes de los distintos pueblos y villas sublevadas. Por orden del común se nombran los capitanes de la insurgencia a Juan Francisco Berbeo, Salvador Plata, José Monsalve, Francisco Rosillo, Ramón Ramírez, Antonio Molina y Manuel Ortiz. Estos se reorganizan y finalmente, por presiones del pueblo toman la decisión de marchar a Santa fe de Bogotá para manifestar al Virrey Flórez sus peticiones. 

Luego de grandes sacrificios, habitantes de villas, aldeas y campos, armados de palos, viejos fusiles o instrumentos de labranza, logran llegar hasta la Ciudad de Zipaquirà  a las afueras de Bogotá, en una cantidad de por lo menos 10 mil personas.  

Por múltiples presiones, en especial la del Arzobispo católico Antonio Caballero y Góngora, se firma la capitulación el 8 de Junio de 1781 y los líderes revolucionarios entregan el movimiento por unas promesas que nunca se cumplieron. 

José Antonio Galán, caudillo charaleño de vigorosa personalidad y defensor acérrimo de la causa comunera es  enviado con un contingente a capturar al Fiscal-Visitador Gutiérrez de Piñeres quien huía hacia Cartagena saliendo por el municipio de Honda. Galán creía más en el triunfo de una Revolución Social. Uso como emblema que condensaba sus aspiraciones y delineaba su conducta Revolucionaria la frase: « ¡Unión de los oprimidos contra los opresores!». En su campaña hacia el sur tuvo éxitos en Facatativa,  Villeta y Guaduas, avanzando hasta el Valle del río Magdalena. A lo largo de su marcha, los pueblos se levantan y  grandes conmociones anuncian el avance de la ruta libertadora del Movimiento Comunero. Su fama se extiende por el resto del Tolima grande y Antioquia, luego que en el Municipio Mariquita exclamara: ¡Se acabó la esclavitud!. Grandes conmociones ocurren entre las comunidades indígenas y negras. Gritos de rebelión se oyen y sueltas las cadenas de la esclavitud. El movimiento Comunero se extiende como fuego en prados secos. 

En medio de la vergonzosa claudicación y de general ignominia, la figura solitaria de José Antonio Galán, se encumbra y en gesto de dignidad comunera ocupa el puesto de los desertores que vendieron el Movimiento. 

José Antonio Galán se niega aceptar la validez del Tratado de Zipaquirà, el que consideró un simple expediente para engañar al pueblo comunero. Abandona las regiones occidentales, y regresa a la provincia del Socorro, buscando salvar La Revolución. Evadiendo el cerco de la real audiencia para capturarlo consigue llegar a Mogotes; El 23 de Septiembre de 1781 escribe una carta al Consejo de Capitanes en donde manifiesta su confusión  por las amenazas recibidas y desconsuelo por no recibir instrucciones oportunas de los comunes y anunciando la ruina y aniquilación de los lideres por parte del régimen monárquico de los borbones.

Salvador Plata uno de los Capitanes revolucionarios, se encarga motu propio contrarrestar las actividades del caudillo comunero, y busca apresuradamente ponerlo preso. Al enterarse de que Galán regresó  a la provincia del Socorro, Plata y sus familiares, reclutaron y equiparon un grupo para capturarlo, en momentos en que Galán se disponía librar la batalla por salvar la Revolución  Comunera. 

En las proximidades de Onzaga Salvador Plata y sus secuaces, atacan a José Antonio Galán cayendo herido y capturado; cargado de cadenas lo remiten a Santafé de Bogotá.  

Galán es acusado y es procesado por traición y rebeldía, culpado de amores incestuosos con su hermana, a todo lo cual agregó el Arzobispo Antonio Caballero y Góngora, que « era hombre de oscurísimo nacimiento, exaltado por desgracia suya y por una especie de fanatismo hasta el ridículo concepto de jefe invulnerable». El juicio culminó con sentencia condenatoria de horrorosa severidad la que atemorizó  a los antiguos jefes Comuneros. « Condenamos - decía el fallo - a José Antonio Galán a que sea sacado de la cárcel, arrastrado y llevado al lugar del suplicio donde sea puesto en la horca hasta que naturalmente muera; que bajando se le corte la cabeza, se divida su cuerpo en cuatro partes y pasado el resto por las llamas, para lo que se encenderá una hoguera delante del patíbulo, su cabeza será conducida a Guaduas, teatro de sus escandalosos insultos; la mano derecha puesta en la plaza del Socorro; la izquierda en la Villa de San Gil; el pie derecho en Charalá y el pie izquierdo en el lugar de Mogotes; declarada por infame su descendencia, ocupados todos sus bien y aplicados al Real Fisco; asolada su casa y sembrada de sal, para que de esta manera se dé al olvido su infame nombre... ».  

Por no haber un verdugo hábil en ajusticiamiento por la horca, José Antonio Galán no fue ahorcado sino fusilado, para luego ser descuartizado el 2 de febrero de 1782. Sus miembros fueron remitidos a los sitios ordenados. 

En la Biblioteca Virtual, http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/historia/cseiii/cseiii01.htm, Los grandes conflictos sociales y económicos de nuestra historia > LA REVOLUCIÓN DE LOS COMUNEROS, encontramos lo siguiente: “Los magnates de la oligarquía criolla granadina, a diferencia de lo que suele afirmar sólo motivos de satisfacción derivaron de la trágica muerte de Galán. El libertador de los esclavos, el amigo de los indios y defensor de los campesinos sin tierra, no era para ellos sino un "ladrón", un "infame y rencoroso plebeyo" que se había atrevido a manchar, con horrendos crímenes, un movimiento nobilísimo en el que no han debido discutirse, según pensaban, sino las "libertades" de los grandes señores del Reino, amenazadas por las demasías del Visitador Gutiérrez de Piñeres.”

El Movimiento Comunero Socialista Bolivariano MSBColombia fundamenta su accionar político en la Revolución de los Comuneros que dio origen a la figura inmensa de José Antonio Galán como una verdadero prócer pre-independentista que necesario es, unirlo a las grandes gestas del General Francisco de Miranda y el Libertador Simón Bolívar, nacido 28 meses después de la Revolución Comunera.

El MSBColombia destaca que para la misma época del levantamiento Comunero, Miranda, como Capitán del Regimiento de Aragón y Edecán del General Juan Manuel Cajigal, acompaña las tropas españolas que refuerzan el sitio puesto a la plaza de Pensacola, ocupada por los ingleses en la Florida Occidental. Para ese entonces, Miranda ya soñaba con la Colombeia, que es la concepción de una América unida (desde el Mississippi hasta Cabo de Hornos). 

M.S.B. Colombia “Compromiso con la Humanidad”       

Como Trincado, Sandino y el Che, decimos:

Hasta la Victoria….
SIEMPRE MAS ALLA 

Fraternalmente 

David Corredor Cuéllar
Director General
MSBColombia 

Calle 2 No. 7E – 17 Barrio Quinta Oriental  Tel. 5 77 04 32  FAX 5 75 34 36 Cel. 313 8 03 13 66
Cúcuta Colombia

*******************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinion es importante. Hazlo con Liberrtad

MSBColombia mantiene abstención 2ª. Vuelta Elecciones Presidenciales 2014

David Corredor Cuéllar en SOS Señal de Radio_Análisis Elecciones 2014

ELECCIONES En Colombia 2014: Todos mienten

David Corredor Cuéllar en SOS Señal de Radio Parte1 de 2_V_2014

MSB en rueda de Prensa en Caracas

Sigue al MSBColombia por e-mail

MSBColombia en twitter

David Corredor Cuéllar en el Tiempo.com

David Corredor en la W Radio

CMI la noticia presenta la candidatura de David Corredor C

MSBColombia en RCN Radio

MSBColombia en RCN Radio
David Corredor con Juan Gossain y Antonio José Caballero

David Corredor en Radio Alba. 88.9 Caracas Uribe: Cabeza del antichavismo Internacional 15 V 2012

David Corredor Cuéllar en Vanguardia Liberal - Bucaramanga

MSBColombia en noticias RCN se dirige al Presidente Hugo Chávez

Noticias RCN descubre el agua tibia

MSBColombia en la Noche de RCN Tv

MSBColombia en la Noche de RCN Tv
David Corredor con Caludia Gurisatti

David Corredor en la Cosa política

Contacto MSB

NOMBRE
E-MAIL
ASUNTO
COMENTARIO

Amigos del MSBColombia